Sentencia TJUE en transferencia de datos a EEUU

30/10/2015 | Josep Aragonés Salvat

Consecuencias de la sentencia del TJUE en la transferencia de datos a EE UU


A partir de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del 6 de octubre de 2015, la normativa europea de protección de datos no permite las transferencias internacionales de datos a EEUU acogidas a las condiciones de “Safe Harbor” (Puerto Seguro) y amparadas por la Decisión 2000/520/CE.

Tras esta sentencia del TJUE, las Autoridades de Protección de datos de la UE han advertido que las transferencias que aún se estén llevando a cabo bajo estas condiciones son ilegales. Aunque hasta finales de enero de 2016 no se empezarán a aplicar las medidas legales que correspondan a las empresas que lo incumplan, incluidas sanciones económicas, se espera en este margen de tiempo encontrar una solución que podría pasar por la aprobación definitiva del nuevo Reglamento Europeo de Protección de datos (GDPR), ya que en este margen de tiempo pretenden alcanzar un compromiso satisfactorio con EE UU.

Para las empresas que tienen contratados estos servicios en servidores de EE UU, esto representa un quebradero de cabeza, ya que si no obtienen el consentimiento expreso, preciso e inequívoco del interesado tendrán que cambiar a otro proveedor ubicado en UE.

Con el consentimiento de los interesados cumplirían con la normativa, pero los datos seguirían estando desprotegidos y podrían ser tratados de forma indiscriminada por las autoridades de EE UU. Esto supondría que, en caso de una denuncia de un interesado ante la AEPD, el Responsable del tratamiento debería demostrar fehacientemente que le ha informado claramente de los riesgos del tratamiento acaecidos por la sentencia del TJUE, cosa muy improbable de demostrar, ya que la inmensa mayoría de empresas que usan estos servicios no informan a sus clientes de donde guardan sus datos.

Vistos esto, lo más apropiado es empezar a buscar soluciones en servidores de EU, a la espera que, si no se llega a un acuerdo con los EE UU en los próximos meses, se pueda cumplir con la normativa lo más pronto posible y así evitar las sanciones por posibles denuncias por este tratamiento.

Cabe decir que estas sanciones pueden llegar hasta 600.000 euro. Casi nada.

 



Publica tu opinión




Esta web utiliza la cookie _ga propiedad de Google Analytics, persistente durante 2 años, para habilitar la función de control de visitas únicas con el fin de facilitarle su navegación por el sitio web. Si continúa navegando consideramos que está de acuerdo con su uso. Podrá revocar el consentimiento y obtener más información consultando nuestra Política de cookies

ENTENDIDO